Implementación de un Plan de Igualdad en empresas

Plan de Igualdad en empresas

plan de igualdad

La igualdad de género en empresas es de los temas más comentados y con mayor preocupación en el sector laboral. A continuación, vamos a comentar todo lo que uno debe saber acerca de ello.

¿Cual es la Ley de Igualdad de Género ?

La ley orgánica de Igualdad de Género establece la igualdad efectiva entre hombre y mujeres y la ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por motivo de sexo, y especialmente, las derivadas de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil.

Al entrar en vigor el Real Decreto-ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, la Ley Orgánica de Igualdad se ha visto modificada, obligando a las empresas de un cierto tamaño a la implantación de un Plan de Igualdad regulado por el Estatuto de los Trabajadores.

¿Cuáles son las empresas obligadas a implementar un Plan de Igualdad?

Anteriormente, ya era obligatoria la implementación de un Plan de Igualdad en las empresas con más de 250 trabajadores. La gran novedad vino cuando el numero de trabajadores mínimo para implementarlo se redujo de 250 a 50.

De hecho, las variables de implementación dependen totalmente del numero de trabajadores que contenga la empresa:

– 50 a 100 empleados: Están obligadas a implementar el Plan de Igualdad pero con un período transitorio, disponiendo hasta el 7 marzo 2022 para tener implementada la medida.

– 100 a 150 empleados: También están obligadas a implementar el Plan de Igualdad pero del mismo modo, disponen de un período transitorio hasta el 7 marzo 2021 para tener implementada la medida.

– 151 a 200 empleados: deben implementar la medida antes del 7 de marzo de 2020.

– Más de 250 empleados: Ya deben tener implementado un Plan de Igualdad desde que se aprobó la Ley en 2007.

¿Cómo debe estructurarse un Plan de Igualdad?

En la actualidad, todo Plan de Igualdad debe tener las siguientes características:

  • Contener un conjunto ordenado de medidas que puedan ser evaluadas.
  • Las medidas deben estar enfocadas a eliminar los obstáculos que impidan o dificulten la igualdad efectiva de mujeres y hombres.
  • Se debe elaborar un diagnóstico negociado de forma previa con representación legal de personas trabajadoras.
  • Todos los planes deberán estar inscritos en el Registro de Planes de Igualdad de la Dirección General de Trabajo y de las autoridades laborales de las diferentes comunidades autónomas.

Por otro lado, también deben contener las siguientes materias:

  • Procesos de selección y contratación.
  • Clasificación profesional, formación y promoción profesional.
  • Condiciones de trabajo.
  • Auditoria salarial entre mujeres y hombres.

Por último, para garantizar el trabajo de igual valor, se han establecido ciertas obligaciones en cuanto a las condiciones salariales.

  • Establecimiento de un registro con los valores medios de los salarios, complementos salariales y extra salariales. El registro de salarios deberá disociarse por género, grupos y categorías profesionales, así como por puestos de trabajo de igual valor.
  • Las personas tendrán acceso a conocer los datos del Registro mediante la representación legal de los trabajadores.
  • Las empresas de más 50 trabajadores tendrán la obligación de justificar la no discriminación cuando las diferencias en el promedio de la retribución entre géneros sea del 25% o superior.

En definitiva, se busca lograr que los hombres y las mujeres dispongan de las mismas oportunidades profesionales en el mercado de trabajo, eliminando cualquier tipo de obstáculo y discriminación por razón de genero en el mundo laboral.

Si quieres saber más nuestros servicios como asesoría laboral, haz clic aquí.

 

 

 

Asesor personalizado

Te ofrecemos una consulta personalizada para ti. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

 

Consulta 20 min

 

Consulta 40 min

 

Consulta 60 min